Seleccionar página
Retomamos el pulso a la actualidad discográfica valenciana con cuatro trabajos de reciente factura. Se trata del nuevo álbum de los veteranos La Gran Esperanza Blanca y los debuts de tres formaciones que, pese a estrenar cuño, no están integradas precisamente por músicos noveles: Adrian Levi, The Laudables y The Grannies Band

Veteranía fértil, atmósferas variables y ejercicios de estilo


La Gran Esperanza Blanca: en el fructífero apeadero del Tren Fantasma.
Hace un par de años que Cisco Fran retomó la marca La Gran Esperanza Blanca tras una década de silencio. De hecho, solo el carácter intermitente del proyecto justifica que su nombre no suela aparecer nunca cuando hablamos de bandas decanas en la ciudad de Valencia (con Doctor Divago, sus actuales compañeros de sello, como emblema recurrente), ya que llevan bregando desde 1986. Su carácter de célula durmiente tuvo mucho que ver con eso, y lo cierto es que Derrota(Comboi, 2013) retomaba ese bagaje de rock de raíz norteamericana (gestado cuando era la antítesis de lo cool: ni americana, ni country alternativo, ni prácticamente N.R.A.) para dejarlo aproximadamente en el mismo punto en el que había quedado varado una década antes. Aquel álbum se hacía eco de su propio legado, exhibía su inveterado oficio con honestidad y lirismo, pero deparaba pocas muestras de actualización de sus señas. Pocas, al menos, como para justificar su vuelta, más allá del placer de continuar una singladura tan singular como poco agradecida por estos pagos. Tren Fantasma (Bonavena Música, 2015), sin embargo, lo supera de largo. Porque abre el diafragma para incorporar rock exultante sin cuño reconocible (“Estrella de mar”), pop radiante (“La última copa”) y dianas tan certeras como aceradas (“Azúcar y Miel”, que empieza como Cracker y desemboca en un estribillo que podrían haber firmado La Granja) a sus reconocidas y tradicionales filias (el poso dylaniano de “Payaso” o el aroma roots de “El chico del tren” o “Mar del Coral”). Con la producción rotunda de Luis Martínez (Euro-Trash Girl, Senior, Gatomidi). Puede, fácilmente, ser su mejor disco. Y lo presentan esta misma noche de viernes en la Sala Russafa.

Adrian Levi, por su parte, es el nuevo alias de Jordi Llopis, al frente de un proyecto más personalista que el que emprendió con los efímeros Crow Jane (tras el trayecto de Suidhe). En un tono más acústico y confesional, y con la colaboración de Paco Morillas a la producción y Carlos Soler Otte a las guitarras, My Hidden Pockets tiene la virtud de potenciar el hábil entramado de atmósferas que ya planteaban Crow Jane en sus momentos más aprovechables, enmascarando carencias (su voz, principalmente) y realzando logros merced a unos oportunos arreglos de cuerda. Y aunque impera cierta uniformidad, los devaneos rítmicos de “So Sorry” podrían cuajar a las mil maravillas si cayesen en manos de alguien que propusiera una remezcla bailable. Sus próximas fechas, el 16 de mayo en Albox (Almería), 30 de mayo en Alicante y 6 de junio en L’Eliana (Valencia) y 12 de junio en Valencia (Fnac). A seguir.

The Laudables también debutan en formato largo y utilizando el inglés, aunque no son más que la nueva encarnación de los antiguos Laudable Sepia Dominical. Yolanda Jiménez, Enrique Pallás y Gabriel Piñana siguen mostrando con fidelidad su admiración por los patrones rock gestados entre mitad de los años 60 y mitad de los 70. Hechuras clásicas que se miran en el espejo de Jefferson Airplane, Janis Joplin o The Doors. Destilados de blues rock y algún efluvio soul sin ironías ni revisionismos. Sin trampa ni cartón. Son precisamente las dos sugestivas baladas que contienen la palabra “love” (“Love” y “”Strange Love) las que más se salen del molde, en un trabajo destinado a devotos de tan venerables géneros, sin coartada vintage que valga.

Y finalizamos este recuento local con The Grannies Band, el trío formado por José García del Real, David Campillos y Jose Montoro, tres músicos ya con un largo recorrido a sus espaldas, y a quienes une su pasado común bajo el paragüas de Tent, una de las bandas que más se prodigaron en los escenarios de la Valencia de los años 90. Con esta nueva formación dan rienda suelta a su querencia por los estribillos de marchamo beatle (de hecho, fueron una de las bandas participantes en el reciente concierto de tributo local a Paul McCartney) y otras píldoras de composición melódicamente hipervitaminada. Bordeando a veces el power pop y otras el garage rock, aunque el impulso beat sea el predominante. Otro álbum sin dobleces de ninguna clase, plenamente transparente en sus intenciones y de digestión tan rápida como ligera. El 20 de junio próximo lo presentarán en la sala  Wah Wah de Valencia.
La Gran Esperanza BlancaTren Fantasma (Bonavena Música)
Adrian LeviMy Hidden Pockets (Nevada Music)
The LaudablesThe Laudables(Autoeditado)

The Grannies BandThe Grannies Band (Comboi)


Carlos Pérez de Ziriza.

Share This