Seleccionar página
Seguimos haciendo acopio de trabajos discográficos editados en la segunda mitad de este 2016 en la Comunidad Valenciana. Esta semana lo hacemos con el debut de Meridian Response, el segundo álbum de Antiguo Régimen, la enésima aventura de Caballero Reynaldo y el primer largo de Atlàntic.

Meridian Response, acreedores a uno de los debuts más prometedores del año que se acaba (Foto: Susana Forés)

Ha sido este, sin duda, un buen año para los emergentes Meridian Response, la banda sustentada -fundamentalmente- en la excepcional voz de Marta Domingo (Odd Cherry Pie, Junior Mackenzie), la guitarra de Luis Martín y los teclados de Gilberto Aubán (Gilbertástico). En primer lugar porque ganaron la última edición de Sona la Dipu, lo que les ha permitido curtirse por salas de todo el estado teloneando a bandas bastante más populares qie ellos, como Miss Cafeina). Y en segundo lugar, y mucho más importante, porque la experiencia ha visto refrendada con un seductor primer álbum (grabado en los Music Rooms de Carlos Ortigosa), en el que se dan cita con desenvuelta capacidad sugestiva varias tramas sonoras: apuntes de folk rockpolvoriento (“Silver Lining”), algunas letanías acústicas de indudable magnetismo (como “Miss Brown”, que podría formar parte del teario de Emma Get Wild, o esa “Summer House” que no hubiera desentonado en el repertorio de la primera Alondra Bentley) y efluvios de vaporoso dream pop, regidos por un encanto aún esquivo y algo indescifrable (como “Oblivion” o la fabulosa “Eternal Longing”), que remiten al universo etéreo de Beach House e invitan a sucesivas escuchas. Un debut más que prometedor, una de las mejores óperas primas que se han editado en los últimos tiempos en la Comunidad Valenciana.
Sin grandes cambios respecto a su estupendo primer álbum, Antiguo Régimen siguen apostando, desde su respectiva trinchera creativa, por esa portadas de paisajes adustos o gélidos, por esos bajos musculosos que tanto recuerdan a la saga Joy Division-New Order y por esos teclados oceánicos que delatan el influjo de la cold wave. Poco amantes de las etiquetas o los encasillamientos (aunque es absolutamente inevitable hablar de post punk o after punkcuando se abordan sus canciones), el cuarteto valenciano ha facturado con Naturaleza Fractal un álbum (de nuevo grabado en los estudios Sountess) en el que quizá no abunden tantos ganchos melódicos como los que brindaba su predecesor, pero ofrece a cambio un saldo más cohesionado, y también ligeramente más oscuro y obsesivo.
Fiel a su sempiterna heterodoxia, que lo mismo le lleva pervertir los cancioneros de King Crimson, Frank Sinatra, Ennio Morricone o no digamos ya Frank Zappa, entre muchos otros discursos muy entrados en años, Caballero Reynaldo (es decir Luis González, acompañado por la voz de Rebeca Ibáñez) reincide en la obra de The Beatles precisamente desde su ángulo menos previsible: el de las canciones que se vehicularon a través de la voz del siempre oscurecido Ringo Starr. No hace falta decir que las versiones aúnan conocimiento exhaustivo de los originales, sentido del humor y capacidad para releerlas desde una perspectiva propia, que siempre va más allá del guiño cáustico.
Y finalizamos con Atlàntic, la banda que Josep Bartual y María López tienen como alternativa a Moonflower para dar rienda suelta a su querencia más enérgica. Debutan en formato largo (tras un EP de hace un par de años) con once canciones briosas (dos de ellas en valenciano, el resto en castellano) en las que se filtra con reverencia -pero también con ortodoxo oficio- la luz del power pop y del rock alternativo norteamericano más jubiloso de los años 90 (la estela de Fountains of Wayne, Gigolo Aunts o Nada Surf). 1976 concreta una buena ración de estribillos inapelablemente radiantes, despachados con el candor melódico de rigor.
Meridian Response – Álbum (Autoeditado)
Antiguo RégimenNaturaleza Fractal (BFE Records)
Caballero Reynaldo – Ringomania (Hall Of Fame)
Atlàntic – 1976 (Atlàntic Música)

Carlos Pérez de Ziriza.

Share This